Lo Que Debes Considerar Antes De Someterte A Una Cirugía Estética

La cirugía estética consiste en hacer cambios grandes o pequeños en partes del cuerpo que así lo requieran. Por lo general, las personas que toman este paso sufren de baja autoestima (sin importar cuán bien o mal se vean), y esto no siempre mejora ese aspecto.

Una de las cosas a tomar en cuenta antes de decidir someterse a un procedimiento quirúrgico de este tipo, es si en verdad la cirugía ayudará o empeorará la situación. Siempre es aconsejable acudir a un profesional de la salud mental antes de tomar una decisión tan drástica como una cirugía cosmética.

Entre las partes de la anatomía que pueden ser “mejoradas” por la cirugía estética pueden incluir la nariz, los labios, los pómulos, pechos, y un sinfín de opciones que cada día son mayores. Hoy en día se hacen miles de cirugías de pecho para hombres, que dan la apariencia de un pecho trabajado en el gimnasio.

Luego de decidir qué procedimiento se va a realizar, llega el momento de la búsqueda de un médico cirujano que se encargue del procedimiento. Este punto es uno de los más importantes, pues una cirugía cosmética sigue siendo una cirugía, y de terminar con el doctor equivocado, puede ocasionar daños irreversibles.

Es importante que la persona que se someterá al procedimiento quirúrgico conozca las instalaciones donde se hará la cirugía, aparte todo el equipo de médicos que participará en esta, como el anestesiólogo, enfermeras y asistentes.

Como último pero no menos importante, el paciente debe estar al tanto de los riesgos económicos de someterse a una cirugía estética, como el costo total de la cirugía, el tiempo de reposo, los medicamentos y antibióticos que deberá tomar después de la operación, la rehabilitación y la incapacitación si aplicare.

El tiempo que puede estar una persona fuera del trabajo debido al proceso de recuperación de una cirugía estética puede terminar siendo aún más costoso que la misma cirugía y podría afectar de manera negativa al paciente en su vida cotidiana.

Si el paciente se siente cómodo con todo lo expuesto anteriormente, y está 100% seguro de que es lo que necesita, los beneficios pueden ser igual de abundantes, desde una mejor autoestima, a mejoras en la salud mental completa, así como el desempeño en actividades cotidianas y la actitud hacia la vida en general.

Sea cual sea el caso, asegúrese siempre de cumplir con todos los pasos y requisitos, además de no tomar decisiones de este tipo a la ligera. Tómese su tiempo para estudiar la decisión de someterse a una cirugía estética, y de seguro todo saldrá muy bien.

¿Tienes alguna experiencia en particular que quieras compartir con nosotros? Deja tus impresiones en la sección de comentarios. ¡Queremos saber de ti!

Add Comment